La “civilización” de internet de Sarkozy = La “limpieza” de la plaza de Puig

Publicado: 30 mayo 2011 en #takethesquare
Etiquetas:, , , , , , ,

Excusas. Como sabemos ya muchos, Felip Puig ordenó el violento desmantelamiento de la acampada de la Plaza de Cataluña de Barcelona sobre la base de dos argumentos: la salubridad y el peligro que suponían las estructuras y el equipamiento de la acampada (las bombonas son el ejemplo que más subrayó en la rueda de prensa del viernes). Una burda manipulación del interés general y una actuación desproporcionada de los Mossos para limitar el derecho fundamental de reunión, que ha sido criticada hasta por colectivos tan “sospechosos” como la Unión de Oficiales de la Guardia Civil.

La ocupación de plazas ha sido una de las acciones que más visibilidad ha dado al movimiento de protesta y reivindicación de una sociedad más justa y democrática en esta primera fase. No la única: el medio de la plaza pública comparte su protagonismo con la red. Ambas son caras de la misma moneda, ambas son generadoras del caldo de cultivo del que ha surgido el movimiento de protesta. La red tiene la virtud de conectar lo distante, dinamizar la difusión de contenidos, la coordinación de las acciones a un nivel más global… La plaza contribuye a dar una visibilidad democrática al movimiento, posibilita el diálogo vivo y personal, dinamiza la concienciación y autogestión local y ciudadana… Son dos puntales inseparables de un mismo movimiento. Porque tanto lo que se haga contra el carácter público de la plaza como contra la libertad en internet afecta a este movimiento de concienciación y reivindicación ciudadana. Prueba de ello es la llamada a una “civilización” de internet que hizo Sarkozy en el eG8 Forum de París, que curiosamente ocurre en la misma semana en que Puig ordena de forma políticamente miope el desmantelamiento violento en Barcelona.

Excusas. Eso son en el fondo los argumentos aducidos por Sarkozy para justificar una mayor intervención del poder en Internet. Excusas y recurso al miedo: de la misma manera que Puig se apoya en el riesgo que comporta una concentración cívica para la salud pública y para el desarrollo normalizado de las violentas celebraciones de la victoria de un equipo de fútbol, Sarkozy (y otros) echan mano de la pedofilia, la privacidad y los derechos de autor para justificar la imposición de restricciones al actual funcionamiento de internet. Todo ello, además, en un contexto (el eG8 Forum) en el que se alaba la importancia económica de internet para los países del G8.

Los modos de argumentar tanto de Puig como de Sarkozy no difieren más que en la falta de tacto del primero. Pero en el fondo vienen a transmitir lo mismo: tanto internet como la plaza interesan al poder en tanto que son beneficiosos económicamente. Pero dejan de interesar en el momento en que son factores de crítica y medios de difusión de contenidos y propuestas. Por eso se recurre a la pulsión vía el miedo, a señalar la falta de seguridad, para limitar su uso a aquello que resulta económicamente rentable. Mientras nos sigan produciendo miedo sus advertencias, tendremos más de lo mismo: falta de regulación de lo económico y limitación de lo público. Los riesgos a los que apuntan, no son más que producto de su miedo al medio público, libre y democrático. De nuestro valor y sentido de la responsabilidad dependerá que sigamos lo suficientemente despiertos como para que sean ellos los que sigan teniendo miedo al medio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s