Cuando pagan justos por pecadores: ¿Por qué no se persigue la estafa financiera?

Publicado: 14 junio 2011 en Socioeconomía
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

Siempre se ha dicho que la historia la escriben los vencedores. Ahora resulta que ni se escribe la historia ni la ganan los vencedores, sino los responsables de la derrota colectiva que llamamos crisis. Digámoslo claramente una vez más: la crisis actual es financiera porque es el resultado de conductas dolosas de los responsables de ciertas entidades financieras privadas. Porque lo que ha habido en el tipo de contratos que ha llevado al descalabro actual es un dolo (“engaño, fraude o simulación”, según la RAE) fruto de la injusta relación con respecto a la información de la entidad financiera frente a la gran mayoría de sus clientes. Como consecuencia, los contratos están en realidad viciados, porque alguien que ni siquiera es físicamente parte a la hora de la firma del contrato no da toda la información de manera que sea inteligible ni para el cliente que contrata el servicio ni ni siquiera muchas veces para el empleado que se ve “incentivado” a “colocarlo”. ¿Y qué valor tendrá un contrato cerrado por dos partes que no saben con exactitud a lo que se están comprometiendo?

Pero la cosa creo que va más allá del vicio en la relación contractual. Creo firmemente que ha habido delitos contra el orden socioeconómico. Empecemos. Resulta interesante en este sentido comenzar recordando que una de las circunstancias agravantes previstas en el artículo 22 de nuestro Código Penal es que el delito se ejecute con disfraz, con abuso de superioridad o aprovechando las circunstancias:

Artículo 22.2 Código Penal:

Ejecutar el hecho mediante disfraz, con abuso de superioridad o aprovechando las circunstancias de lugar, tiempo o auxilio de otras personas que debiliten la defensa del ofendido o faciliten la impunidad del delincuente.

Es evidente que, aunque no se lleven ni caretas ni narices de payaso (sino corbatas), ha habido, si no disfraz, sí al menos “abuso de superioridad” o aprovechamiento de “las circunstancias de lugar, tiempo” que facilitan “la impunidad del delincuente”.

Para que haya delincuente tiene que haber delito. Y, en virtud del artículo 1.1 del Código Penal español, para que haya delito, tiene que estar legislado:

Artículo 248 Código Penal:

1. Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

2. También se consideran reos de estafa:

  1. Los que, con ánimo de lucro y valiéndose de alguna manipulación informática o artificio semejante, consigan una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de otro.
  2. Los que fabricaren, introdujeren, poseyeren o facilitaren programas informáticos específicamente destinados a la comisión de las estafas previstas en este artículo.
  3. Los que utilizando tarjetas de crédito o débito, o cheques de viaje, o los datos obrantes en cualquiera de ellos, realicen operaciones de cualquier clase en perjuicio de su titular o de un tercero.”

¿No es una estafa financiera la que hemos sufrido? Creo que sí (concurriendo además la circunstancia agravante del artículo 22 del Código Penal que menciono más arriba): tan claro es que ha habido “ánimo de lucro” en las entidades financieras, como que se ha producido “error en otro” cuando no se ha explicado bien, por ejemplo, que las condiciones son leoninas porque las impone una de las partes o que las condiciones tan favorables en la concesión de créditos se debían a una política monetaria de la Unión Europea que ha estado promoviendo el endeudamiento para aumentar la dependencia de los PIGS de las potencias exportadoras europeas. Se ha producido error porque no se ha explicado suficientemente lo que implica un endeudamiento a largo plazo sobre la base de unas condiciones en principio favorables pero que pueden volverse en contra del cliente cuando se cambien las reglas del juego bajo el pretexto de la búsqueda de una estabilidad presupuestaria que beneficie a los países prestamistas (Alemania a la cabeza) y a entidades financieras. Es, en definitiva, el problema de poner al lobo a guardar las ovejas. Y yo me pregunto: ciertos productos financieros, ¿no son “artificios semejantes” a manipulaciones informáticas utilizados con ánimo de lucro para conseguir una transferencia patrimonial que nunca consentiría el cliente que contrata el producto financiero en cuestión?

Me da la impresión de que ahora toca ser conscientes: Es evidente que hay “voluntad del legislador” de perseguir cierto tipo de conductas que ponen en cuestión el orden socioeconómico (Título XIII del C.P.: “Delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico“). Lo que ocurre es que no hay voluntad política de ejecutarlo. Basta con darse uno cuenta que lo que se está hablando en Bruselas es de un orden económico y no “socioeconómico”. Hay que reducir palabras que no son tan eficientes y vender las letras sobrantes.

Pero la ley está ahí y se pueden exigir responsabilidades. Y el responsable no es el empleado de la sucursal, sino tanto el que ordena la creación de productos financieros lo suficientemente ininteligibles como para que se ofrezcan y se acepten ciegamente, como el que acepta crearlos y diseñarlos recibiendo sustanciosos incentivos por hacerlo. Por mucho que se esfuercen en llamarlo eufemísticamente “ingeniería financiera”: ¿cuál es en este caso el equivalente a los puentes y motores de las ingenierías convencionales?

Y lanzo la siguiente pregunta (nada revolucionaria, por cierto): ¿Por qué no se emplearán los recursos de todos en perseguir a los responsables criminales en vez de salvar a los culpables? ¿Por qué tendrán que pagar justos por pecadores? ¿Cuánto nos costará la amnistía?

 

Más sobre el tema: Dos premios nobel de economía piden que se meta en la cárcel a los banqueros

El ministro de trabajo, Valeriano Gómez y los líderes de los dos sindicatos mayoritarios culpan del paro a la banca

comentarios
  1. […] Cuando pagan justo por pecadores: ¿Por qué no se persigue la estafa financiera? mifuturoahora.wordpress.com/2011/06/14/cuando-pagan-justo…  por jorgenaroja hace 2 segundos […]

  2. pepe dice:

    Cuanta criatura que hay suelta….

    Quien les paga las campaas a los polticos? los jueces son independientes?

    Pues ah estan las respuestas.

    • jorgenaroja dice:

      Y se te olvida algo más, Pepe: ¿no es mucha casualidad que muchos políticos pasen “de repente” a la banca y viceversa? Tendría que pedirse la independencia de los cuatro poderes: ejecutivo, legislativo, judicial y financiero.

  3. […] » noticia original Esta entrada fue publicada en WordPress. Guarda el enlace permanente. ← Olimpiadas de Armas Prehistóricas en la Comarca de Andorra Sierra de Arcos Indulto al ex presidente peruano Alberto Fujimori, ¿Burla para el país? → […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s