Posts etiquetados ‘15M’

#reinicia15m

Publicado: 20 diciembre 2011 en #takethesquare, Castellano
Etiquetas:,

Al hilo  de la declaración de huelga de la comisión de extensión internacional de acampadasol

El 15M se acaba cuando sobre todo se habla “del movimiento”.  Es decir: cuando se convierte en un fin en sí mismo. Hace unos meses, ahora y dentro de un año. El 15M se acaba cuando deja de ser una reacción para buscar soluciones colectivas a problemas comunes y piensa representar. El 15M se termina cuando en él cada uno de nosotros se ve llevado a dejar de ser lo que es.

Lo que le hizo ganar en legitimidad y apoyo en su momento fue lo justo de su causa, y el hecho de que mucha gente reconoció sus problemas en las reivindicaciones que se pusieron sobre la calle el 15 de mayo.

Lo que le ha hecho perder fuerza es el haber pretendido muchos de nosotros (me incluyo) salvar el movimiento a toda costa. Convertir, por ejemplo, la Puerta del Sol en un objetivo por el que pelear. Defender la quimera y no pelear por los problemas que hicieron el inicio del que ahora estamos más alejados.

En realidad no sería un problema que el movimiento se acabara; lo malo sería que nos dejáramos de mover.

El sueño se hace a mano y sin permiso - Neorrabioso

Fuente: neorrabioso.blogspot.com

Anuncios

Flyer for the 15O in Berlin

BRIEFKASTENAKTION – MAILBOX-ACTION

The different groups willing to organize demonstrations in Berlin on october 15th have planned several types of decentralized actions:

– The german 15M-groups will organize an “asamblea” at Neptunbrunnen at 13:00 during one hour, and the demonstrate till Brandenburger Tor. At 16:00 the so called “after-demo party” will take place at Mariannenplatz with a rally and some concerts. At both events members of the spanish assembly will organize the so called “Wörterditschen” in order to give normal people a space to express their outrage. Click here to have more info in german.

Attac has  organized a whole days of talks about alternative ways of solving the crisis. Among the speakers, Ricardo Patiño, minister of political coordination in Ecuador, and one of the leaders of the independent consultancy programm that searched for solutions to the external debt problem of Ecuador. Carlos Cuesta will represent the 15M movement of Spain. They will take place at the Gips-Theater and start at 10:00. More information in german.

– The greek group Real Democracy BerlinGR is planning a demonstration with the slogan “Sparen macht frei” (“saving makes you free”), an ironic reference to the nazi motto in Auschwitz “Arbeit macht frei” (“Working makes you free”).

All these actions will garantee that the message “United for a global change” will be spread in several corners of the city.


—–

Yes, on September the 17th Wall Street will be occupied. Activists from Occupy Wall St. made a call at Manu Chao’s concert in New York. This action is also supported by Anonymous:

But Wall St. will not be the only place where demonstrations are going to take place. In Egypt will take a general strike:

In Madrid a Social Forum Toma la Bolsa will take place on the same day in front of the Stock Market building:

In Berlin the meeting will be on the same day (Saturday 9/17th) from 15:00 to 18:00 at the Börse Berlin, Fasanenstr. 85.

And do not forget: On 9/17 the marches towards brussels will also arrive there!

More info:

https://occupywallst.org/

http://www.adbusters.org

http://takethesquare.net/17s/

http://www.usdayofrage.org/

Después del éxito de las marchas que llegaron a Madrid el 23 de julio, muchos se han puesto en marcha hacia Bruselas. La idea es básicamente la misma: reclamar en Bruselas una Europa más democrática, en la que los ciudadanos europeos tengamos algo que opinar sobre las decisiones que se toman en Bruselas y que afectan a nuestras vidas. Por el camino se pretende ir diseminando el mensaje, recogiendo propuestas, contribuyendo así a un aumento de la concenciación política en Europa.

La asamblea de Bruselas está organizándose para acoger a los que marchen hacia allá. Más información: http://www.15mbruselas.com/

Nach dem Erfolg der Märsche durch Spanien, die sich in Madrid am 23. Juli getroffen haben um mehr Demokratie vor dem Parlament zu fördern, sind jetzt viele auf dem Weg nach Brüssel. Die Idee ist im Wesentlichen die gleiche: die Förderung von mehr Demokratie in Europa; und dass die Europäer hinsichtlich den Maßnahmen, die unser Leben direkt bestimmen, als wirkliche Entscheidungsträger betrachtet werden. Auf dem Weg kann man Vorschläge sammeln und dazu beitragen, dass es mehr politisches Bewusstsein in Europa gibt.

Die 15M-Gruppe in Brüssel wird den Empfgang dort koordinieren. Mehr Infos unter: http://www.15mbruselas.com/

After the success of the marches through Spain, that met in Madrid on the 23rd of july, people are now marching towards Brussels. The aim is still the same: to demand more democracy in Europe, and that europeans can really take part in the decisions that concern our lifes. On the way proposals will be collected and a political conscience will be spread in Europa.

The 15M-group in Brussels is going to organise the welcoming of the people who arrive. More info: http://www.15mbruselas.com/

Aunque me duela reconocerlo, creo que estamos en un error si nos empeñamos en orientar nuestros esfuerzos a recuperar plazas: estamos corriendo el riesgo de convertir el símbolo de plazas como Sol en mito. Y eso sería fatal, porque correríamos el riesgo de refugiarnos en un pasado mágico, olvidando lo que les motivó a muchos a salir a la calle el 15 de mayo: la sangrante evidencia de que los que supuestamente están encargados de ello han dejado de solucionar nuestros problemas y la constatación de que tendríamos capacidad para hacerlo por nosotros mismos. Es lo que yo por lo menos siempre he creído transmitir cuando he gritado, pensado, escrito: “No nos representan”.

Me temo que ahora estamos entrando en su juego cuando claudicamos ante sus provocaciones si la única acción que perseguimos es recuperar lo que ya hemos ganado. Porque eso es lo que fue el desmantelamiento del punto de información de Sol: una provocación. Y no una reconquista por parte del poder: hay demasiadas imágenes que sirven de alimento al dinamismo y revitalización del tejido social que supuso la semana después del 15 de mayo.

No podemos caer en el error de formar parte de la cultura del espectáculo con nuestras reivindicaciones y que eso haga que muchos pierdan la confianza en esta dinámica de renovación política del tejido social. Creo que hay que andarse con pies de plomo para no convertirnos en los verdugos de lo que hemos creado hasta ahora entre todos. Hay que guardarse mucho de caer en discursos partidistas que puedan echar sistemáticamente a gente de este sueño. No podemos cerrarnos a nadie que quiera participar, que comparta gran parte de las inquietudes que tenemos, porque comparte también nuestros problemas. Y considero que es un error creer que el problema está sólo en los que se van: la presión de los medios y del aparato político parece que nos está contagiando una prisa insana; y a veces hay más prisa por hacer que por pensar y reflexionar críticamente sobre lo hecho y conseguido hasta ahora. La vorágine de acciones a la que parece que nos estamos entregando no debería hacernos olvidar cómo surgió todo esto: partiendo de una serie de problemas compartidos y no de posturas ideológicas, imaginando y realizando desde el pacifismo estrategias de protesta sorprendentes para el sistema.

Cada vez estoy más convencido de que esto es un movimiento no por su carácter ideológico (mal andaríamos, porque ya sabemos quién utilizaba hasta la saciedad la palabra “movimiento”), sino por su carácter nomádico, camaleónico. A cada problema hay que encontrarle su solución y para ello tenemos que contar con todos los afectados. Si nos limitamos a tirar de manual, a reducir todo a teorías conspirativas o a la demonización absoluta del capitalismo, perderemos el realismo con el que todo esto empezó. Personalmente no quiero recetas, sino soluciones: y creo que puedo ser parte de la solución a mis problemas (que comparto con muchos). Y exijo (a los políticos, a mis compañeros en el movimiento y a mí mismo) que se me tenga en cuenta como parte de la solución.

Reconozcámoslo: Sol no es la Sol-ución, sino el principio de la misma. Y para que nuestros problemas se solucionen, también tenemos que ponernos manos a la obra. Esto, creo, no es (sólo) un movimiento reivindicativo, sino constructivo. No deberíamos permitir que nos callaran ni desde fuerta, ni desde dentro.

Durante el verano, nuestra asamblea de Berlín se está convirtiendo en lugar de paso y acogida de gente implicada en las acampadas y asambleas surgidas a partir del 15 de mayo en diferente ciudades españolas. Para mí es un hecho especialmente gratificante porque señala dos realidades que realmente están ocurriendo: que se está revitalizando el tejido político-social en nuestro país y que nuestra asamblea de Berlín se ha consolidado como lugar visible de encuentro, intercambio y acción.

Ayer se celebró una asamblea que, en mi opinión y en relación con el calado de la decisión adoptada, ha sido la más importante que hemos celebrado desde que nos reunimos por primera vez el 19 de marzo: ayer decidimos dejar de denominarnos “Democracia Real Ya Berlín”: ahora somos “15m Berlín”. En mi opinión, ha sido una decisión importante porque podría ir mucho más allá de la cuestión puramente nominal o técnica, porque creo que no sólo debería afectar a un grupo de palabras o a la dificultad técnica más o menos grande a nivel informático que pueda implicar el cambio del nombre. Para mí es la constatación de que ha dado sus frutos un proceso de maduración que hemos venido haciendo en las últimas semanas de forma más o menos consciente; en cierto modo -en términos kantianos-, hemos pasado a tener voz propia. Nos hemos “independizado” –por sentido común-: no porque nos hayamos separado de un grupo, “Democracia Real Ya” (algo imposible, porque nunca pertenecimos a él), sino porque hemos sido capaces de darnos a nosotros mismos un nombre.

Para mí es un momento crucial, un punto clarísimo de inflexión que apunta a dos cosas. En primer lugar, que con este gesto señalamos que nuestra historia no está escrita, sino que la escribimos nosotros. Y en segundo lugar, que tenemos una trayectoria lo suficientemente aquilatada como para que nos distinga y justifique, así, un cambio de nombre con el que ganemos en definición:  somos quienes somos por lo que hacemos y no por aquello a lo que nuestro nombre pueda llegar a referirse.

Pero la cuestión no se queda aquí (y no debería hacerlo): el cambio de nombre debería ser además una (auto)exigencia: con él señalamos que nos queremos definir más, que queremos ser lo que hacemos y no lo que se diga que somos. Esto exige más conciencia a la hora de hacer cosas, de actuar, de reflexionar.

En este sentido, lanzo la siguiente reflexión, que nace de la feliz coincidencia de que en nuestra asamblea de ayer estuvieran gente de Sol y de Barcelona con los que luego pudimos charlar. Porque pude saber gracias a ellos que uno de los debates candentes en ambas acampadas afecta al papel de las asambleas, especialmente en lo que se refiere a la toma de decisiones: ¿dónde se decide? ¿Sólo en Sol, por ejemplo, o sólo en los barrios?

Rousseau - Du contract socialEn mi opinión la disyuntiva es falaz. Y para resolverla creo que hay que plantear la cuestión desde otro punto de vista: quien toma la decisión de hacer o no hacer, de respaldar o no respaldar es cada uno de los miembros de la asamblea porque ésta es capaz de darles voz. Creo que es ésta la problemática de base a la que apunta el lema “no nos representan”.Porque ya no se realiza (no sé si jamás se habrá llegado a realizar) aquello que afirmaba Rousseau en su Du contrat social: éste debería dar respuesta al problema fundamental de la búsqueda de una forma de asociación en la que “cada uno, uniéndose a todos, no obedezca con ello más que a sí mismo, permaneciendo igual de libre que hasta entonces” (“Trouver une forme d’association […] par laquelle chacun, s’unissant à tous, n’obéisse pourtant qu’à lui-même, et reste aussi libre qu’auparavant.”)

Y bien: ¿qué papel tendría la asamblea entonces? No creo que la asamblea deba ser, por todo lo dicho, un órgano de decisión, sino de debate, diálogo, intercambio y refrendo (“corroborar algo afirmándolo”). Yo a la asamblea voy a hablar y obligarme a pensar políticamente; a escuchar las propuestas que cada uno de los miembros nos hacemos; a apoyar todo aquello que me parezca necesario, decidiendo invertir en ello mi tiempo y mis capacidades… En definitiva: creo que la asamblea no debería decidir, sino discutir a partir de propuestas trabajadas de acción, problemas concretos que nos afectan en el lugar que vivimos… y llegar a conclusiones al respecto empleando el tiempo que sea necesario. Sé que con esto no invento nada, pero creo que es importante aprovechar el momento del cambio de nombre para repensar cuál es el papel de la asamblea. En mi opinión, resumo, sería el reflejo, la caja de resonancia de la capacidad de decisión, de iniciativa y acción individual de cada uno de sus miembros. Que esta iniciativa y acción nacidas de miembros individuales o de miembros agrupados de la asamblea pase a ser una acción o iniciativa del grupo es algo sobre lo que decidirían los miembros del mismo acudiendo a un lugar en el que se analice debatiendo la propuesta; si ésta es plausible y convincente (es decir, si la propuesta está trabajada), recibirá respaldo de más o menos miembros, y, así, la iniciativa llegará más o menos lejos. Pero la asamblea no debería condicionar esencialmente cada propuesta (planteándose como únicas soluciones el apoyo o el veto), sino catalizar propuestas cuando estas reciban apoyo de un número de sus miembros. En ese sentido, la asamblea sería más bien un seismógrafo de la capacidad de iniciativa y acción de cada uno de los miembros que la forman; a mayor actividad, más resonancia. De la implicación de sus miembros dependerá lo que la asamblea haga o no. Aquí podemos hacer cosas, hablándolas, teniendo voz. Creo que de esta manera se combinan los dos aspectos a los que se refiere Rousseau: unión y libertad.

[vimeo 25811353]

Hago varios comentarios sobre el tema.

El primero de todos es que la ley tiene que regular el acceso a los datos públicos (es decir, “de todos”), no a la información. Por una sencilla razón: la información es el resultado de un procesamiento de los datos, una manipulación de los mismos que no posibilita un control ciudadano de las decisiones que toman los políticos a cargo del dinero recaudado a los contribuyentes. La ley debe regular, por tanto, el acceso a los datos: es decir, a todos los documentos, informes, borradores, estudios, etc. que maneje la Administración General del Estado en su conjunto antes de tomar una decisión, siempre que el objeto de la misma no sean asuntos que afecten a la seguridad nacional y siempre que no se vulnere la protección de los datos personales ni del secreto empresarial.

La ley no sólo debería garantizar el derecho de acceso a los datos de todos: debe establecer los criterios básicos para garantizar que esto sea así. Un ejemplo de lo cual es la ley finlandesa. Y prever la creación de un organismo independiente que controle que no se vulnere este derecho, que forme al funcionariado español para que facilite el acceso a los datos y que asesore al ciudadano a la hora de pedir los datos.

Debe establecer la obligación de la publicación proactiva de la Administración General del Estado de los datos públicos. Esto sería mucho más barato que obligar a los ciudadanos a iniciar procesos de petición que deben ser atendidos y respondidos. Si los datos fueran efectivamente públicos, esto es, estuvieran publicados, la salvaguarda de este derecho sería mucho más barata, porque todo el mundo tendría acceso sin implicar un esfuerzo adicional de la Administración. Un argumento que desmontaría la posición de algunos de los miembros del Gobierno actual, que ven el principal pero a la implantación de esta ley en el coste que supone.

En mi opinión, la ley debe ser orgánica, y para ello habría que incluir el derecho de acceso a los datos públicos en el elenco de derechos fundamentales de nuestra constitución.

Más en este blog sobre Transparencia y Acceso a los Datos Públicos:

Ley de acceso a los datos públicos

Dried rhizomeLeo un post sobre la condición rizomática del 15 m en rizomatica.net y me alegra ver reflejadas ciertas curvas, ciertos meandros de pensamiento en los que he estado nadando en las últimas semanas. En efecto, el Deleuze de Mille Plateaux es un buen modo de intentar comprender todo este dinamismo en el que estamos inmersos. Y no es una vinculación arbitraria: no hay más que ver que una de las plataformas de comunicación a las que se está dando forma y fuerza desde el 15m es n-1: ¿puede haber algo más deleuziano?

Sylvano Bussoti - RhyzomeYo añadiría a este concepto la distinción entre espacio nomádico (espace nomade) y estriado (espace strié), también presente en Mille plateaux. La toma de plazas ha supuesto que temporalmente se borraran las líneas de fuerza que normalmente caracterizan a este tipo de espacios (estriados) en nuestras ciudades actuales: bancos, fuentes, carteles de publicidad, tiendas, terrazas… Paulatinamente, de forma precaria y efímera, estas líneas se difuminaron, se diluyeron, para dar paso a un campamento, a un espacio con ecos nómadas, sin fronteras definidas, cambiando la lógica del dispositivo. Y este proceso tenía que llevar necesariamente a la disolución de los campamentos: lo contrario (como pretender construir un partido a partir del 15m) sería querer convertir lo rizomático en linear, desplegar el pliegue; sería querer definir, asentar, lo esencialmente indefinido.

Puerta del Sol, espacio nomádicoProbablemente nos falte aún tiempo para darnos cuenta del alcance de esta imagen-movimiento (volvemos a Deleuze, indefectiblemente): la disolución del espacio estriado como motor generador de ideas, de discursos paralelos a lo establecido es, a mi modo de ver, la razón de ser de este movimiento. Es lógico que aún andemos dándole vueltas a cómo domeñar esta maraña, que busquemos organizarnos de forma perfecta, sólida: estamos demasiado inmersos en la lógica del sistema que nos está expulsando. Nos falta rodaje y paciencia para ver que lo importante está en lo fugaz, en lo no contabilizable, en la capacidad permanente de estar en tránsito.

casa de contrataciónDice Bernhard Siegert que el hombre europeo moderno, entendido como una máscara de papeles marcados que representa a una persona, se empezó a crear en la Casa de Contratación de Sevilla, cuando se comprobaba la vida y genealogía de los candidatos a cruzar el Atlántico antes de convertirlos en pasajeros sedentarios. Una forma establecida, institucional, un espacio estriado para dar paso al paso, a la condición de pasajero, miembro del pasaje, con nombres y apellidos. Probablemente nosotros estemos presenciando ahora el nacimiento de una nueva manera de imaginar al ser humano: el anonimato, resultado de la creación de un espacio invisible al margen de lo institucional, borrando las líneas de fuerza que lo/nos caracterizan.