Posts etiquetados ‘Democracia’

Plaza revolución 15M, MurciaEl Centro de Estudios 15M, el Servicio de Cultura de la Universidad de Murcia y la  Asociación de Estudiantes de Filosofía, (ASEFI) organizan esta mesa redonda donde intervienen:

-Antonio Campillo Meseguer (Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Murcia)

-Francisco Jarauta Marión (Catedrático de Filosofía de la Universidad de Murcia)

-Luis Sáez Rueda (Profesor de Filosofía de la Universidad de Granada)

-Magnolia Pardo López (Profesora de Fundamentos del orden jurídico y constitucional de la Universidad de Murcia)

Será este lunes 28 de Noviembre, en el Salón de Actos del Edificio Rector Sabater, Ronda de Levante. 18:45h.

“Desde que el mundo asistió al revestimiento de la Acrópolis de Atenas con el llamamiento a reaccionar a una crisis que ya en Grecia comenzaba a hacer estragos (“Peoples of Europe, rise up!”) ciertamente ha llovido mucho. Pero aquel grito no quedó en saco roto y la dinámica imparable del neoliberalismo hizo caer, como las fichas de un dominó, a muchos otros países en un proceso drástico de adelgazamiento de derechos y carestía de la vida social material. Las multitudes comenzaron de hecho a levantarse: las manifestaciones del 15 Mayo, el 19 de Junio, o el 15 de Octubre; las acampadas, ocupaciones y las asambleas en los barrios y universidades; la organización reticular con las herramientas de internet, etc., nos muestran la potencialidad de un deseo que quiere cambiar el mundo refundando las bases de un sistema democrático ahora en entredicho por las prácticas de un capitalismo financiero deslocalizado que, al cabo, terminó por instaurar una suerte de dictadura edulcorada por la sociedad de consumo. El modelo de cambio islandés o las revoluciones árabes alentaron para que este movimiento comenzara en España hasta extenderse por todos los continentes. La respuesta a la crisis global fue una respuesta también global: si el concepto de soberanía de los estados-nación estaba siendo socavado por los principios y prácticas de la economía capitalista, surge un nuevo modo de reapropiación de ésta que rompe el tradicional esquema representativo que se ejercía, omitiendo todo tipo de participación ciudadana y que una y otra vez sometía a la pluralidad mediante la construcción de un discurso social unitario y la jerarquización de los poderes. Sobre el tablero de juego está hoy, de nuevo, la autonomía con la constitución de formas de vida y organización política atentas a la injusticia y a la lucha por un cambio que se va vertebrando a escala micro y macro.
Pensar y problematizar esta coyuntura histórica trazando un mapa de nuevas ideas que retornen a la realidad y operen en ella de modo intensivo es el objetivo de esta mesa redonda que se organiza desde las disciplinas filosófica, política y jurídica”.

……………………
“El objetivo de este debate es analizar la crisis de las actuales formas de participación política y de las instituciones, y plantear alternativas y posibilidades para una organización que las amplíe y mejore o transforme. El actual ordenamiento jurídico prevé formas de participación como la iniciativa legislativa popular, el referéndum en sus distintas modalidades, la cultura democrática y la participación en las elecciones, los presupuestos participativos, el jurado popular, la acción popular, los consejos de participación ciudadana. Sin embargo, muchos grupos sociales perciben que fallan, o que son insuficientes muchos de los mecanismos de la democracia formal, como ha mostrado el surgimiento del movimiento de indignación social del 15M.

Y vivimos en un contexto en el que es posible desarrollar formas de autogestión más horizontales, aprovechar las tecnologías de la información para la emisión y obtención directa de opinión de los ciudadanos, ejercer una transparencia en la gestión de las administraciones públicas, dar acceso a la información de éstas…
El debate es tanto filosófico como jurídico y político. La crisis económica ha mostrado cómo la democracia formal se ha visto influida o determinada por los poderes económicos, y muchos ciudadanos se plantean cómo hacer posible hacer evolucionar la organización social para recuperar capacidad de decisión, y prevenir la injusticia, el crecimiento de las desigualdades, la exclusión social o la desafección a la participación política. La reflexión filosófica, política y jurídica que planteará este debate pretende ayudar a encontrar posibilidades para ello.”

Anuncios

La democracia es que la ciudadanía defina el país que quiere y las prioridades que tiene.

Se nos echan en cara muchas cosas. Una de las más coreadas es que no proponemos nada (concreto). Y quizá tengan razón. Pero la pregunta es: ¿por qué no podemos proponer nada concreto?

Una de las razones es porque no sabemos. Pero no por falta de capacidad, sino por desconocimiento: son muchos años de ocultamiento de datos (por ejemplo: las cuentas a nivel local de los partidos políticos, la influencia efectiva de los lobbies en las decisiones de las cámaras legislativas de nuestro país…); muchos años de publicación parcial o enrevesada de los datos que (supuestamente) apoyan las decisiones que toman y que se financian con el dinero que se recauda mediante los impuestos que pagamos; demasiado tiempo sin saber quién toma realmente las decisiones que nos afectan (¿qué lobbies están detrás?)…

Pero las cosas están cambiando: se está creando un tejido social reivindicativo en el más amplio sentido. Se quiere saber; se quieren tener los elementos que nos permitan controlar lo que se hace con lo que es nuestro; queremos definir y no que nos definan. Somos adultos – ahora también políticamente. Y exigimos transparencia para ser una ciudadanía activa. No es una estrategia de confrontación, sino de construcción: yo también quiero solucionar mis problemas (que no sólo son míos) y quiero ser parte de la solución.

Más en este blog sobre Transparencia y Acceso a los Datos Públicos:

Ley de acceso a los datos públicos

[vimeo 24352146] [vimeo 24355601] [vimeo 24451228] [vimeo 24438979] [vimeo 24442082]

Aunque sea sintomático que no hable explícitamente del caso del movimiento del 15M, sí que es interesante ver que los poderes políticos son cada vez más conscientes del poder de internet. Espero que sea para tomar conciencia de que ya no les va a ser tan fácil actuar de forma irresponsable y no para tomar medidas que restrinjan el “poder de internte”.

Cito el principio de un artículo publicado en El País:

El presidente francés Nicolas Sarkozy ha abierto la cumbre del eG8 asegurando que nadie puede controlar o frenar Internet. Preguntado sobre las recientes revueltas en los países árabes, Sarkozy ha afirmado que “Internet da la escala de credibilidad de una democracia o la escala de vergüenza de una dictadura”. La llegada de Internet, ha comentado, impone nuevas conductas “como la transparencia”. “Con Internet todo se sabe y obliga a reaccionar a los Estados”. “En Túnez y Egipto, simples ciudadanos han podido tumbar poderes construyendo barricadas virtuales y movimientos reales”. Sarkozy considera que los internautas cambian el mundo como lo hizo en su día Edison o Newton.

Para Sarkozy, “la población árabe ha mostrado que Internet no pertenece a los Estados” y la web es un instrumento de la libertad de expresión. En esta tercera mundialización de la Historia, sin embargo, no puede marginarse a los Estados. Olvidar que los estados democráticos son los representantes legítimos de la voluntad popular sería apostar por un riesgo claro, el caos democrático, la anarquía, ha subrayado.

El presidente francés Nicolas Sarkozy ha abierto la cumbre del eG8 asegurando que nadie puede controlar o frenar Internet. Preguntado sobre las recientes revueltas en los países árabes, Sarkozy ha afirmado que “Internet da la escala de credibilidad de una democracia o la escala de vergüenza de una dictadura”. La llegada de Internet, ha comentado, impone nuevas conductas “como la transparencia”. “Con Internet todo se sabe y obliga a reaccionar a los Estados”. “En Túnez y Egipto, simples ciudadanos han podido tumbar poderes construyendo barricadas virtuales y movimientos reales”. Sarkozy considera que los internautas cambian el mundo como lo hizo en su día Edison o Newton.

Para Sarkozy, “la población árabe ha mostrado que Internet no pertenece a los Estados” y la web es un instrumento de la libertad de expresión. En esta tercera mundialización de la Historia, sin embargo, no puede marginarse a los Estados. Olvidar que los estados democráticos son los representantes legítimos de la voluntad popular sería apostar por un riesgo claro, el caos democrático, la anarquía, ha subrayado

.